Consultorio Veterinario
19º ANIVERSARIO ~ En Mota del Cuervo desde 1998
Hoy es
Mota del Cuervo » Estudios » Laguna de Manjavacas

Estudio: Laguna de Manjavacas

Volver

4. FAUNA


En primer lugar conviene comentar en cuanto a la comunidad de vertebrados que la zona presenta interés básicamente en función de la poblaciones de aves acuáticas.
La irregularidad interanual de las lluvias propicia que existan años en los que la Laguna de Manjavacas permanece seca durante todo el año y por lo tanto sin apenas comunidad de aves, mientras que en otros con abundante pluviometría se registran máximos poblacionales que superan las 40.000 aves, estando muy condicionada la posibilidad de nidificaciones a esta circunstancia.
Uno de los grandes atractivos que presenta este complejo lagunar es el de ser un punto de conexión entre los dominios ecológicos europeos y norteafricanos en las migraciones de aves.
Los mamíferos más numerosos en la zona se citan a continuación: erizo común, musaraña común, conejo, liebre ibérica, rata de agua, topillo común, rata negra, rata común, ratón común, ratón moruno, ratón de campo, comadreja y zorro. Destaca la presencia de tejón. Las comunidades de murciélagos y micromamíferos no parecen ser importantes en principio. Se ha detectado la presencia de jabalí en la zona de carrizal, lo que representa una seria amenaza para las aves acuáticas nidificantes, especialmente las coloniales.
En cuanto a reptiles y anfibios, aunque existe poca información, las comunidades no parecen ser importantes. Las especies más numerosas son: salamanquesa común, eslizón tridáctilo, lagartija colirroja, lagartija colilarga, lagartija cenicienta, lagartija ibérica, culebrilla ciega, culebra de collar, culebra viperina, gallipato, sapo de espuelas, sapo común, sapo corredor, lagarto ocelado y culebra bastarda.
La importancia de esta laguna es mayor es época de cría que en migración e invernada, si bien en estas épocas también presentan gran interés. Los niveles bajos de agua limitan mucho su capacidad de acogida de aves acuáticas, especialmente durante la nidificación. En los años con niveles hídricos altos, suelen ser un lugar muy importante, por lo que el mantenimiento del agua hasta finales de junio resulta imprescindible para el correcto desarrollo de la cría. En cuanto a la nidificación, los niveles de agua son determinantes para el éxito reproductor, de modo que los años en que la laguna permanece seca o con niveles bajos prácticamente no hay cría de aves acuáticas.
El descenso del nivel freático, producido por la sobreexplotación de los acuíferos, incide muy negativamente al limitar mucho el período de encharcamiento, aumentado la temporalidad del agua en las lagunas. Esto produce la ausencia de nidificación y limita considerablemente la presencia de aves inmigrantes e invernantes.
La prohibición de la caza motivada por la declaración de los Refugios de Fauna sobre estos humedales, ha sido una medida de gran impacto en la comunidad de aves acuáticas disminuyendo la presencia humana en la zona y habiéndose incrementado notablemente las poblaciones y la variedad de aves acuáticas disminuyendo las presencia humana en la zona y habiéndose incrementado notablemente las poblaciones y la variedad de aves acuáticas desde el momento de aplicación de la protección. Por otro lado, la densidad de la red de caminos agrícolas cercanos a las lagunas constituye una fuente de molestia para las aves que se encuentran en las mismas.
Finalmente, entre los invertebrados terrestres destaca la presencia de algunas especies de carábidos de carácter halófilo: Duschirus globosus, Eotanchys bistriatus, Eupogonistes gracilis, Pogonus chalceus, P. Littoralis, P. Gilvipes, Pogonoidius meridionalis, Calathus mollis, C. Piceus, Ditomus calydonus, D. Tricuspidatus, D. Dama, Artadas dispar, A. Punctatostriatus, H. Microthorax, ssp. Salinator, Dicherotrichus obsoletus y Chlaenius spoliatus.

La entra de agua con fuerte carga orgánica por el Arroyo de Mota del Cuervo ha permitido el establecimiento y desarrollo de un extenso carrizal-espadañal en su zona de desembocadura, que actualmente acoge varias especies de mucho interés, por lo que se recomienda su protección y conservación. El vallado de la laguna, junto con la prohibición de la caza, es otra de las medidas que han favorecido la tranquilidad de la fauna de la laguna al evitar el acceso de predadores e imitar considerablemente la presencia humana, aumentando en gran medida la tranquilidad del lugar. La presencia de predadores en el interior del vallado (ratas, jabalí y perros asilvestrados) y en sus alrededores supone un riesgo para las aves acuáticas nidificantes muy atenuado en los momentos de encharcamiento.
Es la avifauna la que confiere a esta laguna mayor importancia faunística, superando varias especies los criterios de importancia internacional, aunque de forma variable en función de los niveles de agua: zampullín cuellinegro, pato colorado, cigüeñuela, avoceta y pagaza piconegra. Además nidifican, en algunos casos de manera ocasional, especies como el tarro blanco, cerceta carretona, malvasía cabeciblanca, aguilucho lagunero, calamón, aclaraván, canastera, chorlitejo chico, chorlitejo patinegro, fumarel cariblanco, fumarel común, buscarla unicolor, carricerín real y bigotudo. También se reproducen especies escasas o accidentales a nivel nacional, como cerceta común, ánade rabudo, pato cuchara, avefría, archibebe común y escribano palustre. Otras especies de aves acuáticas que nidifican habitualmente son: zampullín chico, ánade friso, ánade real, porrón común, rascón, polla de agua, focha común, gaviota reidora, lavandera boyera, ruiseñor bastardo, buitrón, carricero común y carricero tordal.
En invierno se superan los criterios de importancia nacional para las siguientes especies: tarro blanco, cerceta común, ánade real, ánade rabudo, pato cuchara y correlimos menudo. Algunas otras especies superan ocasionalmente estos mismos criterios: ánade silbón, ánade friso, porrón común y focha común. También se supera el criterio de importancia nacional para el número total de anátidas y fochas invernantes. Además se produce la invernada habitual de especies como el aguilucho lagunero, aguilucho pálido, esmerejón, halcón peregrino, aboceta, alcaraván común y bigotudo. Otras especies invernan de forma ocasional: zampullín cuellinegro, flamenco, grulla común y zarapito real. Finalmente, también se ha registrado la invernada de garcilla bueyera, ánsar común, porrón moñudo, rascón, polla de agua, focha común, gaviota reidora, lavandera boyera, ruiseñor bastardo, buitrón, carricero común y carricero total.
En invierno se superan los criterios de importancia nacional para las siguientes especies: tarro blanco, cerceta común, ánade real, ánade rabudo, pato cuchara y corremolinos menudo. Algunas otras especies superan ocasionalmente estos mismos criterios: ánade silbón, ñanade friso, porrón común, y focha común. También se supera el criterio de importancia nacional para el número total de anátidas y fochas invernantes. Además se produce la invernada habitual de especies como el aguilucho lagunero, aguilucho pálido, esmerejón, halcón peregrino, avoceta, alcaraván común y bigotudo. Otras especies invernan de forma ocasional: zampullín cuellinegro, flamenco, grulla común y zarapito real. Finalmente, también se ha registrado la invernada de garcilla bueyera, ánsar común, ánade silbón, ánade friso, porrón común, porrón moñudo, habedla, cigüeñuela, chorlitejo grande, combatiente, agachadiza chica, aguja colinegra, archebebe oscuro, archibebe común, falaropo pocogrueso y terrera marismeña.
Varias especies superan los criterios de importancia internacional establecidos para los periodos migratorios, bien de forma habitual (cigüeñuela, avoceta y corremolinos menudo) o bien ocasionalmente (zampullín cuellinegro, ánade friso, pato cuchara, pato colorado, focha común, grulla común y chorlitejo patinegro). También aparecen frecuentemente especies amenazadas en migración, como flamenco, tarro blanco, cerceta carretona, chorlitejo chico, agachadiza común, zarapito real, pagaza piconegra, fumarel cariblanco, fumarel común y avión zapador. Asimismo se han registrado observaciones esporádicas de otras especies aminazadas, como avetorillo, martinete, garcilla cangrejera, garza imperial, cigüeña negra, cigüeña blanca, morito, espátula, ánsar campestre, porrón pardo, malvasía cabeciblanca, águila pescadora, polluela pintoja, polluela bastarda, ostrero, canastera, chorlito carambolo, gaviota cabecinegra, charrán común, lechuza campestre y carricerín cejudo. Asimismo es una zona de paso para limícolas escasas en humedales interiores españoles: chorlitejo gris, correlinos gordo, correlimos tridáctilo, correlimos de Temminck, aguja colipinta, zaparito trinador, archibebe fino y vuelvepiedras.
Finalmente la Laguna de Manjavacas destaca por las observaciones más o menos ocasionales de especies con presencia accidental en España (flamenco enano, cerceta aliazul, ánado silbón americano, andarríos del Terek, falaropo de Wilson,... ) y de otras muy escasas en zonas interiores españolas (cerceta pardilla), habedla, falaropo picogrueso, falaropo picofino, págalo parásito, gaviota enana, fumarel aliblanco, bisbita gorgirrojo, etc).

Fuente: Cristina Camps Rodríguez
Directorio de Pueblos de Cuenca ¡CSS Válido!  Bookmark and Share
Condiciones de Uso   |   Privacidad   |   Política de Cookies   |   ¿Quiénes somos?   |   Contactar © 1998/2017, ATOMUS Web Design